Luego que medios del FSLN viralizaron esta imagen, ahora el gobierno premia al policía


La emergencia provocada por el huracán IOTA está siendo aprovechada por el gobierno de Daniel Ortega para elevarle el perfil a la Policía, y la mejor forma que ha encontrado no es suspendiendo o eliminando el asedio a los opositores, sino creando héroes.

Tal ha sido el caso del suboficial Mario José Torrez Berrios, a quien le dieron el viernes un ascenso en grado y la medalla al valor «Subcomisionado Juan Ramón Torrez Espinoza».

Los medios de propaganda oficialistas viralizaron el 17 de noviembre la imagen de Torrez Berríos encajado en un mecate para trasladar a un bebé de un lado de la corriente a otro, durante las inundaciones en el municipio de El Cuá, Jinotega.

Una de cal, otra de arena

El acto valeroso del oficial contrasta con los crímenes de los que son señalados los agentes policiales y la represión a la ciudadanía que se opone al presidente a Daniel Ortega.

Un día después de que Torrez Berríos trasladó al niño, en el macizo de Peñas Blancas, Matagalpa, sus compañeros de institución impidieron que periodistas independientes pudieran ejercer su labor de informar sobre el mortal deslave en la comunidad San Martin.

En la memoria de los nicaragüenses están vivas las imágenes de las familias calcinadas durante un operativo de la Policía y paramilitares del FSLN en el barrio Carlos Marx, de Managua el 16 de junio del 2018. Días después, el 23 de junio durante otro operativo policial y paramilitar el niño de 14 meses de nacidos Teyler Lorío murió de un disparo en la cabeza.

El 2 de junio del 2018 Junio Gaitán, un adolescente de 15 fue ejecutado por un oficial de la Policía durante las protestas en Masaya. Según testigos, el niño rogó por su vida de rodillas.

Por estos crímenes ningún agente policial ni sus jefes ha sido juzgado. El gobierno de Daniel Ortega acusa a los opositores de estos crímenes o bien ignora los muertos.

Fotos: Policía Nacional.


ENTRADAS RELACIONADAS