El sacerdote que rescata perros y los lleva a misa para que sean adoptados


El sacerdote João Paulo Araujo Gomes, cura de la parroquia de Sant’Ana Gravatá, en Brasil, es un reconocido defensor de los derechos de los animales y por ello su parroquia se ha convertido en un refugio de perros abandonados y heridos.

Su amor hacia los perros es tal que los lleva a las misas con la esperanza de que los feligreses los adopten.

En su cuenta de Instagram, en la que tiene casi 7,000 seguidores, Araujo Gomes publica fotografías de los perros rescatados.

Un hospital veterinario

El sacerdote además de darles de comer y un techo en el que resguardarse, también les garantiza todos los cuidados veterinarios correspondientes.

«Esta idea comienza porque un grupo de personas llegaron a la iglesia a vender galletas para hacer obras de caridad, pero yo les propuse recoger a los perritos adoptarlos y permitirles estar en la iglesia»,  dijo en noviembre del 2019 en entrevista con W Radio.

LEA TAMBIÉN: 9 cosas que seguramente no sabías de Alexis Argüello

En su cuenta de Facebook Araujo Gomes explicó que su sueño es tener un pequeño hospital veterinario, “un lugar donde los animales callejeros muy enfermos, heridos y en estado crítico puedan ser auxiliados, recuperados y puestos en adopción”.

Foto de portada: Facebook del sacerdote João Paulo Araujo Gomes.


ENTRADAS RELACIONADAS