Un eurodiputado homofóbico fue sorprendido en una orgía gay en Bruselas


El pasado viernes 27 de noviembre 25 hombres participaban en una orgía en un club gay de Bruselas, Bélgica, cuando fueron sorprendidos por la policía por incumplir con las reglas anti COVID-19.

El hecho no hubiera pasado de ser otro incumplimiento a las reglas, si no fuera porque entre los participantes estaba nada más nada menos que József Szájer, un eurodiputado húngaro, quien hasta ese entonces era conocido como un ultraderechista homofóbico.

LEA TAMBIÉN: Cobrarán C$ 200 por ver cantar a Laureano Ortega en el Teatro Nacional

Cuando la Policía irrumpió en el local, el eurodiputado Szájer, de 59 años, intentó escapar por una cañería de desagüe y se hirió las manos. En la mochila del legislador fue encontrada una pastilla de éxtasis.

“No usé drogas. Ofrecí a la policía que me hicieran un test inmediatamente y no lo hicieron. Según la policía, encontraron una pastilla de éxtasis, pero no es mía y no sé quién o cómo la colocó”, declaró el martes 1 de diciembre.

Al hacerse público el escándalo Szájer pidió perdón y dimitió de su cargo el domingo.

LEA TAMBIÉN: 9 cosas que seguramente no sabías de Alexis Argüello

József Szájer está casado con una jueza del Tribunal Constitucional de Hungría, siendo un destacado miembro del partido nacionalista Fidesz, del primer ministro, Viktor Orbán. Fue uno de los redactores de la Constitución del 2011, que prohíbe el matrimonio gay.

Repudiado por Orban

Luego de días de guardar silencio por unos días, el jefe del gobierno húngaro finalmente repudió los hechos en los que está implicado su colaborador.

“Lo que ha hecho József Szájer no es compatible con los valores de nuestra comunidad política. No olvidaremos ni negaremos su trabajo de 30 años, pero lo que ha hecho es inaceptable e indefendible”, indicó Orban.

Szájer también interpuso su renuncia al partido.

LEA TAMBIÉN: Así ha cambiado Rosario Murillo del 2006 a la fecha (EN IMÁGENES)

“No teníamos ni calzoncillos”

En declaraciones al diario Het Laatste Nieuws el organizador del encuentro gay David Manzheley, de 29 años de edad, dijo que cuando la policía irrumpió en el local les pidieron a los presentes su documentación, pero ellos estaban desnudos.

“No teníamos ni calzoncillos. ¿Cómo podíamos enseñarles nuestra documentación?”, explicó.

“Siempre invito a mis fiestas a algunos amigos, que luego traen a otros y nos lo pasamos bien juntos. Hablamos un poco, bebemos algo, como en un café. La única diferencia es que mientras tanto también tenemos sexo unos con otros. No veo nada de malo en ello”, manifestó Manzheley.

LEA TAMBIÉN: Cosas que quizás no sabías sobre el Chaparro Chuacheneger del Facebook

Foto de portada: Redes.


ENTRADAS RELACIONADAS