Juan Caldera denuncia que un negocio suyo fue víctima de la «delincuencia armada»


El comerciante Juan Caldera denunció este miércoles que ayer 29 de diciembre hombres armados asaltaron un negocio de su propiedad llamado “Asados Popular Las Palmas”. Este negocio se ubica de los semáforos de la estatua de Montoya 4 cuadras abajo, bastante cerca de la residencia del presidente Daniel Ortega y su familia.

En un Facebook Live, Caldera explicó que los asaltantes llegaron en un taxi color amarillo a eso de las 10:45 de la noche e irrumpieron en el negocio encañonando a la administradora Belkis Sánchez y a la mesera Diana López, procediendo a robar los teléfonos y los bolsos del personal.

LEA TAMBIÉN: Cuando Armando Manzanero lamentó haber cantado para Arnoldo Alemán y María Fernanda Flores

“Fuimos víctima de la delincuencia armada que se ha desatado en las noches en Managua. El día de ayer nuestro personal de Asado Popular Las Palmas fue testigo de la delincuencia, fuimos víctima de la delincuencia armada que anda operando en los taxi”, aseguró.

Eran cuatro personas

Caldera afirmó que fueron cuatro personas las que llegaron en el taxi: el conductor, una mujer como copiloto, la cual no bajó del vehículo, y dos hombres que sí bajaron y cometieron en asalto armado.

El conocido comerciante se mostró indignado de que prácticamente frente al negocio hay una caseta de vigilancia de la Alcaldía de Managua.

LEA TAMBIÉN: Hijos de Daniel Ortega se van a la playa a darse la vida de los oligarcas que tanto critican

Una zona que debería ser segura

Agregó que el negocio fue inaugurado el 27 de noviembre y desde entonces han sido testigos de la gran delincuencia que opera en la zona.

En este sentido instó a la municipalidad a poner cartas en el asunto “porque en esta parte del distrito dos de Managua, frente a las narices de la casa de residencial de nuestro presidente Daniel Ortega, opera la delincuencia armada”.

De la misma forma instó a la Policía Nacional a actuar de manera “veraz”, “objetiva” y “sincronizada” para actuar frente a estos hechos.

LEA TAMBIÉN: Nueve cosas que seguramente no sabías de Alexis Argüello

El pasado 23 de diciembre el cubano Henri Sotolongo Peraza murió de un disparo en la cabeza cuando compraba en una comidería del barrio Altagracia, muy cerca de la residencial del presidente Ortega.

Foto de portada: Facebook Juan Caldera.


Deja una respuesta

ENTRADAS RELACIONADAS