Rosario Murillo admite que nadie cree en asesinos, avaros, ambiciosos y destructores


La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, atacó este miércoles la gestión de la exvicepresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), la cual ejerció el poder durante la difícil transición entre la revolución sandinista y el primer gobierno democrático.

“¿Quién quitó la educación gratuita que la revolución había garantizado? ¡No lo olvidemos nunca! ¿Quién desapareció el ferrocarril?”, expresó Murillo a través de sus medios de comunicación.

LEA TAMBIÉN: ¿Tienes miedo de que tu gobierno vigile o restrinja el Internet? Usa una VPN

Los fantasmas del pasado

En las últimas semanas Murillo ha arremetido de manera virulenta contra la familia Chamorro luego que se conoció que Cristiana Chamorro, hija de Violeta Barrios y Pedro Joaquín Chamorro, aspiraba a la presidencia de Nicaragua.

La decisión de Cristiana Chamorro despertó en Murillo los fantasmas de 1990 cuando Daniel Ortega sufrió una amarga derrota electoral y que lo alejó del poder 16 años.

En su virulento ataque de este miércoles, Murillo culpó a los opositores de todos los males que aquejan a Nicaragua y los tildó con una serie de calificativos, que los opositores le achacan a ella misma.

LEA TAMBIÉN: Daniel Ortega sigue preparando cientos de policías en «tácticas militares»

“Nadie les cree, porque nadie puede creer a destructores, nadie puede creer a gente que asesinó, nadie puede creer a quienes frenaron por egoísmo, avaricia, ambición, y sometimiento, por sumisión a los amos extranjeros”, manifestó Murillo, cuyo gobierno está directamente influenciado por Cuba y Venezuela.

FSLN se hunde

El 2 de febrero la prestigiosa firma CID Gallup sacó una encuesta en la que el gobernante FSLN sale con apenas un 25% de simpatías. De lograrse la unidad de los opositores y de Ortega acceder a elecciones libres y transparentes, el oficialismo sufriría una aplastante derrota.

LEA TAMBIÉN: La nada heroica frase con la que se rindió el Che Guevara antes de ser ajusticiado

Foto de portada: Presidencia de Nicaragua.


ENTRADAS RELACIONADAS