Daniel Ortega atacó al imperialismo pero defendió al dictador comunista Stalin


El día lunes 22 de febrero durante el acto conmemorativo del 87 aniversario del asesinato Augusto Sandino, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de manera solapada instó a Estados Unidos y a las potencias europeas a dialogar, sin embargo, en sus raras reflexiones sobre la historia universal también terminó defendiendo y haciendo apología de Stalin, uno de los mayores genocidas de la historia.

El aburrido discurso de Ortega de casi una hora de duración fue prácticamente de ataques al imperialismo estadounidense y europeo, potencias que le exigen elecciones libres y transparentes y el retorno de la democracia a Nicaragua.

LEA TAMBIÉN: La millonaria fortuna que gana Mike Tyson con la venta de marihuana

En su afán de querer lucir enciclopédico ante sus seguidores, el líder sandinista recordó que durante la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos, los europeos y Rusia se unieron para poder vencer al nazismo.

Ortega victimizó al régimen bolchevique, catalogó al dictador comunista como un hombre inteligente e insistió que fue gracias a Rusia que se derrotó a los nazis.

“A pesar de la guerra que le habían hecho a la Revolución de Octubre los Países europeos y los Estados Unidos cuando triunfa la Revolución de Octubre, Stalin que estaba al frente de Rusia no dudó, porque era una persona inteligente, porque había sabiduría que trascendía las profundas contradicciones y choques que habían tenido, no dudó en aceptar la alianza”, relató.

LEA TAMBIÉN: La nada heroica frase con la que se rindió el Che Guevara antes de ser ajusticiado

Hitler sí

Ortega en ningún momento reconocido los crímenes cometidos por Stalin y el sistema de terror que impuso en la Unión Soviética a lo largo de sus 30 años en el poder.

Es más, en sus ataques imperialismo estadounidense y europeo dijo que “Hitler es la mayor expresión de la barbarie del imperialismo occidental. “Así hablan y así actúan los imperialistas”, manifestó.

Stalin lideró la Unión Soviética entre 1922 y 1953, año en que murió. Su régimen fue caracterizado por el terror, con purgas, encarcelamientos forzosos y deportaciones. Se le acachan unos 20 millones de muertos.

LEA TAMBIÉN: Daniel Ortega ¿Un poeta frustrado? La historia poco conocida del hombre fuerte de Nicaragua


ENTRADAS RELACIONADAS