Otro nicaragüense pierde la vida a manos de delincuentes en Costa Rica


El joven nicaragüense Jonathan Díaz Pérez, de 25 años de edad, de oficio barbero falleció la noche del domingo 21 de febrero  en Bajo Los Anonos, Escazú, Costa Rica, cuando el vehículo en el que viajaba como pasajero fue atacado a balazos.

De acuerdo a un reporte del Diario Extra, Díaz Pérez acompañaba al costarricense Juan Pablo Barrientos Castillo, de 26 años. Había sido contratado por Barrientos para cortarle el cabello a su hijo de seis años de edad.

LEA TAMBIÉN: Daniel Ortega atacó al imperialismo pero defendió al dictador comunista Stalin

Muertos a pocos metros de su destino

Cuando iban a bordo de un vehículo Toyota Yaris blanco, conducido por Barrientos, a unos 200 metros de su destino, fueron interceptados por dos hombres, quienes les dispararon con pistolas nueve milímetros.

Los jóvenes recibieron 15 balazos, mientras otros 15 quedaron esparcidos por toda la carrocería del Toyota.

Barrientos Castillo era operario de limpieza de Alcaldía de San José. El vehículo que conducía esta a nombre de su hermano.

El domingo a las 4:00 de la tarde publicó en su cuenta de Facebook que buscaba un barbero para cortarle el pelo.

LEA TAMBIÉN: La millonaria fortuna que gana Mike Tyson con la venta de marihuana

Nica deja cuatro niños en la orfandad

Diario Extra informó que Jonathan tenía muchos años de residir en Costa Rica. Era padre de tres niños, la mayor de estos de apenas cuatro años de edad. Trabajaba en la barbería Black n White Barber Shop, a dos cuadras del Palí de Pavas.

LEA TAMBIÉN: Nueve cosas que seguramente no sabías de Alexis Argüello

Foto de portada: Diario Extra.


ENTRADAS RELACIONADAS