Presa política de Nicaragua llora en los juzgados y repite que es inocente


Mientras los políticos opositores de Nicaragua están en una tercia por candidaturas y enfrascados en mutuas descalificaciones, en las cárceles los presos políticos sufren penurias y las posibilidades de que salgan libres parecen pocas ante un sistema judicial controlado por el gobernante Frente Sandinista.

Tal es el caso de la presa política Julia Cristina Hernández, de 30 años de edad, una joven opositora originaria de Masaya, quien está siendo procesada por tráfico de droga y posesión ilegal de armas y municiones, delitos que ella niega haber cometido.

LEA TAMBIÉN: Perro robot patrulla calles de Nueva York junto a la Policía

Este martes 2 de marzo la joven fue presentada a la audiencia inicial de juicio luego de que el pasado 7 de enero fue arrestada en su casa de habitación el comunidad El Jocote.

El abogado defensor de derechos humanos Julio Montenegro, narró en redes sociales el doloroso momento en los juzgados.

«Hoy, después de concluir primer audiencia de juicio, la presa política Julia Cristina Hernández lloró durante varios minutos con sentimientos encontrados reclamando porque le inventaban cargos por drogas y armas, si siempre ha sido responsable y esforzada”, manifestó el abogado.

LEA TAMBIÉN: Mujer encuentra 7 kilos de vómito de cachalote valuados en más de 260 mil dólares

Montenegro dijo que mientras ella lloraba “su esposo Eduardo Morales trataba de consolarla”.

Ni visitas de su esposo ni atención médica

Al respecto, las autoridades le han negado a Eduardo Morales las visitas a su esposa “bajo un supuesto error de nombres” de quien la visitaría.

La joven ha denunciado que las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial ha recibido maltratos y que no le han permitido atención médica, ya que presenta problemas en la columna.

Julia Cristina es madre de un menor de edad.

LEA TAMBIÉN: Este auto eléctrico cuesta US$ 4,500 y en China supera en ventas al Tesla

Foto de portada: Tomada de redes sociales.


ENTRADAS RELACIONADAS