Monseñor Silvio Báez: “Cuando el dinero se vuelve un dios surgen personas y grupos que se aferran al poder”


El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, condenó este domingo durante su homilía el espíritu mercantilista de algunos sectores, en los que no se toman en cuenta valores éticos ni el bienestar de las mayorías.

«En nuestras sociedades muchos viven preocupados casi exclusivamente por lo que ellos llaman el clima de negocios. Piensan que basta la ganancia económica de unos pocos para asegurar el futuro de un país», criticó.

LEA TAMBIÉN: A los 17 años Elon Musk repitió un examen porque había sacado una nota demasiado alta

«El crecimiento económico, sin valores éticos, sin compromiso en favor de los más pobres y a costa de la estabilidad institucional de la sociedad, no produce por sí mismo ni mayor inclusión social ni un estado de bienestar para todos”, explicó Báez.

En este sentido, subrayó que “cuando el dinero se vuelve un dios surgen personas y grupos que se aferran al poder por ansias de riquezas mientras hay otros que apoyan sistemas injustos solo por que facilitan la economía de mercado y les permite enriquecerse aún más”.

El popular obispo nicaragüense, actualmente en el exilio tras recibir amenazas de muerte.

LEA TAMBIÉN: Así funciona Live Rooms, la nueva función de Instagram para hacer directos

Condena el «celo fanático»

Báez recordó que cuando Jesús vio el templo de Jerusalén convertido en un mercado se llenó de indignación y con unas cuerdas hizo un látigo y hecho a los venderos de animales y volcó las mesas de los cambistas.

Al respecto, dijo que el celo de Jesús fue el celo del amor que lo llevó al sacrifico y no el celo del fanático que “agrede a los demás en nombre de una ideología”. “No es el celo fanático de quien atropella a otros en nombre de un sistema político. no es el celo absurdo de quien presume servir a dios mediante la violencia”, agregó.

LEA TAMBIÉN: Cómo hacer videollamadas y llamadas de WhatsApp desde el escritorio de la PC

No perder la dignidad

El religioso pidió a los fieles estar atentos a no convertir tampoco su corazón en un mercado.

“No vendamos nuestra conciencia al mejor postor, no perdamos nuestra dignidad por tener más, no actuemos en modo injusto e inmoral por afán de dinero, estemos atentos a no convertir en un mercado nuestras relaciones con los demás, no nos aprovechemos de las personas como si fueran mercancías, no busquemos el propio provecho, no hagamos las cosas por interés personal sino con amor generoso y solidario”, puntualizó.

LEA TAMBIÉN: Duro sermón del obispo Rolando Álvarez a los políticos: “No pretendan darnos atol con el dedo”

Foto de portada: Captura de pantalla.


ENTRADAS RELACIONADAS