Dos maravillosas playas de Rivas poco visitadas y de fácil acceso que deberías conocer


Cuando se habla de las playas de Rivas se piensa en San Jorge, La Virgen y especialmente en las paradisíacas playas de los municipios de San Juan del Sur y Tola. No obstante, casi nadie menciona las de Cárdenas, pese a que son grandes, maravillosas, con una belleza natural inigualable y de muy fácil acceso.

Empecemos ubicándonos en el mapa. El municipio de Cárdenas está al sur del Lago Cocibolca. Es la estrecha franja de tierra entre el lago y la frontera con Costa Rica. Para llegar a la cabecera municipal solo tenés que girar a la izquierda dos kilómetros antes de llegar a la frontera de Peñas Blancas y agarrar una carretera adoquinada en perfectas condiciones. Son 20 kilómetros desde el empalme hasta el poblado y unos 48 desde la ciudad de Rivas.

LEA TAMBIÉN: 10 consejos para gastar menos combustible y así ahorrar dinero

La disponibilidad de playas es enorme, son kilómetros y kilómetros, pero no tenés que llegar hasta el poblado, pues pocos minutos después de dejar la carretera panamericana ya empezarás a ver a un lado de la vía lugares donde estacionarte y disfrutar de unas vacaciones grandiosas en las cristalinas aguas del lago más grande de Centroamérica.

En esta ocasión te hablaremos precisamente de las dos primeras playas, ubicadas en el kilómetro 151 y el kilómetro 154, ya que acceder más allá si se puede, sin embargo, por ser una zona militar fronteriza en ocasiones es demasiado tedioso estar dando explicaciones a los soldados del Ejército de Nicaragua sobre lo que andás haciendo por el lugar, más aún si te acompañan extranjeros.

Para disfrutar de estas dos playas, tenés que pasar por el puente del río Sapoa, un lugar de obligada parada en el que podés tomar fotos de las aves y de la naturaleza circundante. Allí hay un pequeño retén militar. Los soldados son muy amables y no hacen mayores preguntas. Solo les decís que vas a una de las playas cercanas y listo.

LEA TAMBIÉN: Ocho cosas que quizás no sabías sobre el macizo de Peñas Blancas

Demás está decir que llegar se te hará “eterno”, ya que a cada momento vas que querer detenerte. En el camino sobran paisajes dignos de una fotografía, además que no es raro encontrar aves, ardillas, garrobos o iguanas cruzando la carretera y a monos congos en las ramas de los árboles.

Playa Tamarindo

Una vez en el kilómetro 151 a mano izquierda vas verás la playa Tamarindo. No vas a encontrar una gran infraestructura turística. A diferencia de las playas más conocidas de Rivas, estas son tranquilas al ser menos visitadas. Hay árboles de gran tamaño en los que podrás protegerte del sol. La vista es espectacular, al permitir apreciar la isla de Ometepe con sus dos enormes volcanes, el Maderas y el Concepción, casi siempre sus cumbres bordeadas por las nubes.

LEA TAMBIÉN: ¿Conoces el origen del meme del «Gordito Inocente»?

Playa San Martín

A tres kilómetros de allí vas a encontrar la segunda playa que te recomendamos visitar. Se trata de San Martín. Tampoco tiene infraestructura turística, pero igualmente podrás disfrutar de las refrescantes aguas, las olas del lago, una vista maravillosa y la naturaleza.

LEA TAMBIÉN: ¿Quién es el Chaparro Chuacheneger del Facebook?

Fotos: Red Colectiva.


Deja una respuesta

ENTRADAS RELACIONADAS