Laureano Ortega llegó al concierto evangélico que trata de minimizar la Rebelión de Abril


El hijo de la pareja presidencial, Laureano Ortega, llegó el sábado 17 de abril al polideportivo Alexis Argüello, de Managua, para ver el concierto de música cristiana organizado por el boxeador y activista político sandinista Román «Chocolatito» González.

Vale decir ese día se cumplieron dos años de que Estados Unidos sancionó a Laureano por actos de corrupción y lavado de dinero.

LEA TAMBIÉN: Dante Gebel, el famoso pastor evangélico que no cedió ante Daniel Ortega

En el concierto el invitado especial fue el famoso cantante Danny Berríos, quien ha estado envuelto en una polémica debido a que primero canceló su participación cuando fue advertido de que sería usado con fines políticos, pero a última hora apareció en Nicaragua dispuesto a participar en el evento.

Chocolatito González junto al pastor evangélico sandinista Omar Duarte.
Danny Berríos.

LEA TAMBIÉN: Sábalo real de casi 2 metros saltó y cayó en una lancha en el río San Juan

Sandinistas dispuestos a hacer olvidar la rebelión

El evento forma parte de toda una serie de actividades organizadas por el gobierno, las alcaldías, el FSLN o sus militantes para minimizar el tercer aniversario de la Rebelión de Abril del 2018.

Ese año Daniel Ortega y Rosario Murillo, padres de Laureano Ortega, ordenaron a la Policía Nacional y a grupos paramilitares disparar a matar contra manifestantes opositores. El resultado fueron más de 320 muertos a lo largo de tres meses. La mayoría de las víctimas fueron opositores.

LEA TAMBIÉN: ¿Quién era Paul Oquist, el «gringo bueno» leal a Daniel Ortega?

Fotos: Medios de comunicación sandinistas.


ENTRADAS RELACIONADAS