En este momento estás viendo Rosario Murillo dice que no quiere “afanes de venganza”

Rosario Murillo dice que no quiere “afanes de venganza”


En momentos en que la presión internacional da visos de arreciarse para que el gobierno de Nicaragua acceda a elecciones libres y transparente, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, abogó el martes porque finalicen lo que ella llama “afanes de venganza”.

Murillo es una mujer irascible que no tiene reparo en reprender y humillar a sus funcionarios públicamente y en proferir insultos a los opositores, todo ello compaginado, irónicamente, a un discurso plagado de referencias a Dios, Jesucristo, la virgen María, la paz y el amor.

“Libéranos, Señor, porque todos tenemos como seres humanos imperfecciones, que nos libere nuestro Dios, del yugo de la ira, de la desgracia del desamor, de la indiferencia, del desprecio a los demás, que nos libere de la vulgaridad, de la grosería de ese odio con que vemos que se puede hablar, sin imaginar el daño que hace a quienes manifiestan odios, rencores, resentimiento y afanes de venganza”, insistió Murillo en su acostumbrada intervención del mediodía a través de los medios de comunicación oficialistas.

LEA TAMBIÉN: Cuando Miguel Ángel Casco dijo que a Ortega y Murillo les acompañaban «fuerzas del mal»

Ordenó represión en el 2018

Durante su discurso la vicepresidenta recordó las protestas antigubernamentales del 2018, enfatizando en que el FSLN fue víctima de un supuesto intento de golpe de Estado. (Rosario Murillo está señalada de dar la orden de reprimir a los manifestantes que se habían levando contra las reformas al INSS).

“Llénanos de la palabra que debe ser dulce para poder instalar la fuerza indispensable, imprescindible de la luz y el amor”, dijo Murillo.

Valga decir que este discurso de «amor» de la vicepresidenta de Nicaragua lo ha dado pocos días después de que salió a luz un video de hombres armados entrenándose y jurándole lealtad a ella y al presidente Daniel Ortega en este año electoral.

LEA TAMBIÉN: Los mejores equipos militares con que Ortega ha fortalecido al Ejército de Nicaragua

Foto de portada: Presidencia de Nicaragua.