En este momento estás viendo Así pensaba Enrique Bolaños sobre el sandinismo: «Lo único que sabe es el garrote, la sangre, el asalto, las turbas…»

Así pensaba Enrique Bolaños sobre el sandinismo: «Lo único que sabe es el garrote, la sangre, el asalto, las turbas…»


Enrique Bolaños Geyer (1928-2021) fue un destacado empresario, político y uno de los pocos presidentes democráticos que han conocido los nicaragüenses a lo largo del último siglo. Ejerció la presidencia del 10 de enero del 2002 al 10 de enero del 2007, año en que entregó la banda presidencial y asumió el líder sandinista Daniel Ortega.

«Nunca doblegué mis principios ante los propósitos de mis opositores y de las circunstancias. Solo tomé acciones en beneficio del pueblo», dijo al despedirse.

Bolaños dijo que dejaba «la mesa servida» para que su sucesor pudiera servirle al pueblo de Nicaragua en su lucha contra la pobreza.

LEA TAMBIÉN: El único combate en el que participó Daniel Ortega (pero no estuvo en la línea de fuego)

Empresario

Bolaños nació el 13 de mayo de 1928 en Masaya. Era el tercer hijo del matrimonio de Nicolás Bolaños Cortés y Amanda Geyer Abaúnza.

Se graduó de Ingeniero Industrial en Saint Louis University, de Saint Louis, Missouri, Estados Unidos. Ya en 1952, siendo muy joven, se involucró en el negocio de la siembra del algodón. Se asoció con sus hermanos Alejandro y Nicolás y creó el Grupo BOLAÑOS-SAIMSA, la cual llegó a ser la empresa algodonera agroindustrial más grande de Nicaragua.

En diciembre de 1949 se casó con Lila T Abaúnza con quien tuvo cinco hijos.

LEA TAMBIÉN: Así ha cambiado físicamente Rosario Murillo del 2018 a la fecha

Fue presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) desde 1983 a 1988, un período muy difícil para el sector privado nicaragüense debido a la guerra y al régimen dictatorial impuesto por la Revolución Popular Sandinista. A Bolaños lo encarcelaron en dos ocasiones y lo confiscaron.

Fue precandidato presidencial para las elecciones de 1990, sin embargo, la Unión Nacional Opositora (UNO) escogió a Violeta Barrios para liderar la transición hacia la democracia.

Fue vicepresidente del país durante la administración de Arnoldo Alemán (1997-2002). En el 2002 asumió el poder, iniciando algo inédito en la historia de Nicaragua: Una investigación por corrupción contra Alemán, lo cual llevó a este a la cárcel.

Daniel Ortega y Enrique Bolaños

LEA TAMBIÉN: Dos maravillosas playas de Rivas poco visitadas y de fácil acceso que deberías conocer

La pedrada a su hijo

Bolaños no estuvo exento de las asonadas, paros y violencia perpetradas por los sandinistas a lo largo de los 16 años de gobiernos neoliberales.

Bolaños dejó plasmadas para la historia estas palabras: «Lo único que sabe el sandinismo es el capricho, el garrote, la sangre, el asalto, las turbas, el incendio, la asonada. ¡Qué triste! Deberían civilizarse algún día”.

En abril del 2005 un grupo de manifestantes que estaba en la Casa Presidencial, atacó a pedradas a Bolaños y a su comitiva. El mandatario había salido a recibirlos. La Policía protegió Bolaños, sin embargo, uno de sus hijos, Enrique Bolaños Abauza, fue herido en la cabeza y debió ser trasladado al hospital.

LEA TAMBIÉN: Cuando Daniel Ortega entregó a Costa Rica huesos de vaca y mono como si fueran los de Juan Santamaría

Dejó sano al INSS

Su administración se enfocó en sanear la economía de Nicaragua, uno de los países más pobres del hemisferio. Así fue que durante su gobierno se aprobó el TLC con Estados Unidos, se logró el perdón del 80% de la deuda externa y se logró dar estabilidad al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), a tal punto que cuando finalizó su período presidencial dejó a esa institución con un superávit de 1,183 millones de córdobas.

Bolaños entregó el poder a Daniel Ortega el 10 de enero del 2007 y se retiró a su casa en El Raizón, Masaya. Ese día llegaron a su fin los 16 años de democracia que Violeta Barrios había empezado a forjar 16 años antes.

Foto: Tomada de Internet.