En este momento estás viendo Muere rata famosa por salvar vidas ayudando a despejar campos minados

Muere rata famosa por salvar vidas ayudando a despejar campos minados

Comparte

Para muchas de personas alrededor del mundo los roedores son una plaga, animales transmisores de enfermedades, sin embargo, la rata gigante africana llamada Magawa, fallecida este fin de semana a los 8 años, dejó un legado muy diferente: Salvar cientos de vidas.

Es que Magawa no era una rata cualquiera. Ella fue entrenada para descubrir minas antipersonales y eso fue lo que hizo durante años en Camboya.

LEE TAMBIÉN: El sacerdote que rescata perros y los lleva a misa para que sean adoptados

Según APOPO, la Organización No Gubernamental (ONG) belga encargada de limpieza de minas que la entrenó, la rata gigante encontró más de 100 minas terrestres y otros explosivos, logrando limpiar unos 225 mil metros cuadrados de superficie, algo así como 42 campos de futbol.

Galardonada con medalla de oro

Ella capaz de detectar los explosivos de manera más rápida y eficiente que los humanos.

Tan importante fue su labor durante cinco años de servicio, que en el 2020 la organización benéfica veterinaria británica People’s Dispensary for Sick Animals le entregó la medalla de oro.

APOPO indicó que al morir el fin de semana, Magawa gozaba de buena salud y que la mayor parte de sus últimos días los pasó en entusiasmo.

LEE TAMBIÉN: Dos maravillosas playas de Rivas poco visitadas y de fácil acceso que deberías conocer

«Es con gran pesar que compartimos la triste noticia de que HeroRAT Magawa falleció pacíficamente este fin de semana. Magawa gozaba de buena salud y pasó la mayor parte de la semana pasada jugando con su entusiasmo habitual, pero hacia el fin de semana comenzó a disminuir la velocidad, durmiendo más siestas y mostrando menos interés en la comida en sus últimos días. Magawa había celebrado recientemente su cumpleaños en noviembre, alcanzando la edad de 8 años», explicó la organización.

De Tanzania a Camboya

Lo que hacía especial a la rata era su olfato capaz de detecta componentes químicos de los explosivos, alertando a los zapadores para que los desactivaran.

Había nacido en el 2013 en la Universidad de Agricultura de Sokoine en Tanzania. Pesaba 1.2 kilogramos y medía 70 centímetros de largo. En Tanzania fue donde aprendió a detectar explosivos, pero a la edad de tres años fue enviada a Siem Reap en Camboya para trabajar en el desminado.

LEE TAMBIÉN: ¡Conmovedor! Indigente celebra cumpleaños a sus perros

Hay que decir que mientras los humanos equipados con detectores de metales tardaban cuatro días para encontrar minas en un área del tamaño de una chancha de tenis, a la rata le tomaba apenas 20 minutos.

Fotos: Tomadas de redes.

Deja una respuesta