Pistoleros atacan a jóvenes que jugaban fútbol en Managua y dejan herido a uno

En el Hospital Fernando Vélez Paiz se encuentra convaleciente un adolescente de 15 años luego de recibir un disparo en el abdomen por parte de pistoleros en el barrio Camilo Ortega, en el Distrito 3 de la ciudad de Managua.

El adolescente, de iniciales K.I.R.H., se encontraba jugando fútbol junto a otros jóvenes cuando llegaron cinco sujetos y los atacaron a balazos, según reportó este sábado la oficialista Radio La Primerísima.

LEA TAMBIÉN: Robert Pattinson protagonizará una película ambientada en la Revolución Sandinista

Inmediatamente el joven fue trasladado de urgencia al centro de salud de San Judas y de allí transferido al Hospital Fernando Vélez Paiz.

De acuerdo al reporte, agentes de la Policía se movilizaron al lugar del ataque logrando capturar a dos de los sospechosos.

Hechos como estos son cada vez más comunes en Managua, donde casi diario se registran asaltos a mano armada.

LEA TAMBIÉN: 8 cosas que no tiene WhatsApp, pero que sí las tiene Telegram

SEGUINOS EN TELEGRAM: https://t.me/redcolectiva

Foto de portada: Pixabay.

Anciana muere atacada por perro pitbull en Diriamba, Carazo

Ana Rosa García Parrales, de 65 años de edad, murió el sábado 28 de noviembre en el municipio de Diriamba, Carazo, al ser atacada por un perro de la raza pitbull.

García Parrales fue desconocida por el perro de su casa cuando le daba de comer, según un reporte del oficialista Canal 8.

Al momento del incidente la anciana se encontraba en compañía de un adolescente, que no pudo hacer nada para evitar el ataque del furioso animal.

Informe médico

Tras el ataque, García fue trasladada de urgencia al Hospital El Maestro, de Diriamba, donde los médicos la declararon muerta. «La causa de muerte fue un shock hipovolémico producto de la mordedura canina dentro de las causas intermedias tiene varios desgarro de músculos y de vasos grandes, tenía degollamiento y heridas profundas en el rostro y cuello», explicó la doctora Nadia Caballero.

La vela de García se lleva a cabo frente al segundo portón del Colegio La Salle, en esa ciudad caraceña.

El perro pitbull murió por disparos propinados por un hermano de la fallecida.

Agentes de la Policía Nacional se hicieron presentes al lugar para investigar los pormenores del ataque.

Foto e información: Canal 8.

Policía acusa a un grupo de miskitos de la masacre en comunidad mayagna de Rosita

La Policía Nacional admitió este sábado la masacre de mayagnas ocurrida el jueves 26 de marzo en el municipio de Rosita, Caribe Norte de Nicaragua.

Según la Policía, los hechos ocurrieron a eso de las 2:00 de la tarde en el caserío Wusakin, comunidad Ibus abajo, a 45 kilómetros del caso urbano de Rosita.

La institución indica que ese día un grupo de miskitos integrado por Rosendo Marciano Washington,  Segoviano Washington, Dor Washington y otros, “irrumpieron de forma violenta en terrenos de comunitarios mayagnas con intenciones de desalojar a sus moradores” a punta de armas de fuego.

En el ataque murieron los indígenas mayagnas Dunez Morales Rodolfo, 28 años; Mildo Dolores Morales, 35 años; y Rubén Jacobo Benlis, 36 años. También resultó muerto por impacto de bala uno de los atacantes identificado como Federico Pérez Gradiz, 28 años de edad.

La Policía registra como lesionados a los comunitarios mayangnas Yerson Jhony Montiel y Alaison Saballos.

Un capturado

Al conocer el incidente, equipos policiales se dirigieron a la zona logrando capturar a Dor Washington. A este le ocuparon dos escopetas calibre 12. 

“La Policía Nacional continúa la ubicación y captura de los demás delincuentes y remitirlos a las autoridades competentes”, afirma la institución en un comunicado.

De acuerdo a la institución, Rosendo Marciano Washington,  quien es el supuesto cabecilla del grupo, tiene antecedentes delictivos de lesiones y corte ilegal de madera.

Hay que apuntar que la noticia sobre la masacre fue reportada primero desde el viernes por comunitarios y no por la Policía, la cual siempre mantiene en absoluto secreto este tipo de hechos.

Foto de portada: Cortesía.

Colonos asesinan a tres indígenas y dejan varios heridos en el Caribe Norte de Nicaragua

El Caribe Norte de Nicaragua se ha vuelto a teñir de sangre luego que el pasado jueves 26 de marzo colonos mestizos atacaron la comunidad Wasakin, región Tuahka, en el municipio de Rosita, asesinando a cuatro indígenas mayagnas e hiriendo a otros cuatro.

El ataque armado ocurrió a eso de las 9:00 de la mañana cuando líderes indígenas inspeccionaban predios agrícolas.

Hasta el momento ha sido confirmado por la Fundación Prilanka, y el presidente de la Fundación del Río, Amaru Ruiz.

Los asesinados son Dunis Morales Rodolfo, de 27 años de edad; Neldo Dolores Gómez, de 35 años; y Rubén Jacobo. Se reportan como herido Etlerson Jhonny Montiel y tres personas más, de los cuales aún no se tienen datos personales.

A dos meses de la masacre de Alal

Esta masacre ocurre dos meses después de que el 29 de enero un grupo de colonos atacaron la comunidad mayagna de Alal, en el territorio Sauni As, Bosawás, asesinando a indígenas, hiriendo a dos e incendiando 16 casas.

En esa ocasión la Policía primero negó el ataque, luego lo minimizó y finalmente lo admitió. La institución dice haber identificado a un ciudadano de nombre Isabel Meneses Padilla, alias “Chabelo”, como el líder del grupo atacante, sin embargo, solo ha capturado a un hombre de nombre Lesther Isaías Orozco Acosta, de 36 años, alias “El Choco”.

Golpean y rocían con gas pimienta a sacristán de iglesia de Matagalpa

El martes 25 de febrero fue agredido por un grupo de personas el sacristán de la Iglesia San Felipe Apóstol de Molagüina, de la ciudad de Matagalpa.

El ataque ocurrió a eso de las 4:30 de la tarde.

En un comunicado, la Diócesis de Matagalpa explicó que el sacristán fue golpeado en el ojo derecho y rociado con gas pimienta «por un grupo de personas que inusualmente llegaron a fotografiar el templo previo a la eucaristía».

La secretaria había procedido a tomar fotografías al grupo de personas, que en su mayoría eran jóvenes. Estos hicieron intentos de arrebatarle el celular, por lo que el sacristán salió en su defensa, siendo golpeado.

«Pedimos respeto a nuestros templos que son casa del Señor y suplicamos que al iniciar esta cuaresma ofrezcamos oración, sacrificio y ayunos por nuestro país. Y que cualquier mensaje de paz y amor sea realmente efectivo», expresó la diócesis,

La Iglesia San Felipe Apóstol de Molagüina es administrado por monseñor Róger García.

Foto: Cortesía.

Así fue cómo el orteguismo se impuso en Monimbó el año pasado

Seis de la mañana del 17 de julio de 2018. Las ráfagas disparadas desde el grueso armamento de la Policía Nacional y los paramilitares, fue el saludo de “buenos días” que recibió la ciudad de Masaya. El terror apenas iniciaba. El objetivo, según el comisionado general Ramón Avellán, jefe de la Policía de Masaya: “Limpiar Monimbó al costo que sea”, por ordenes directa de los gobernantes Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La orden fue ejecutada a punta de balas. La población se mantenía en el suelo resguardando su vida, ancianos y niños con los nervios de punta, mientras las balas no cesaban de rugir. En algunas barricadas que aún se mantenían levantadas por la mañana, algunos comunitarios resistían el desproporcionado ataque gubernamental.

“¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas!”, escribía en un tuit, a las siete de la mañana, monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua.

En una de las calles aledañas a Monimbó, una madre suplica a un grupo de paramilitares que suelten a su hijo, que lo tienen en el suelo, mientras un encapuchado le apunta con un fusil AK a la cabeza. “¡Dale hijo de puta ¿Tenés ahorita esos huevos que tenías en Monimbó? ¿Dónde está esa gente que le llevabas comida?, ¡dale mierda!”, le gritaba el encapuchado, mientras a la señora la empujaba una mujer paramilitar y le apuntaba con un arma a la cara. Enseguida levantan al muchacho y lo patean. Lo echaron a la tina de una camioneta y se lo llevaron con rumbo desconocido, según recuerda una testigo quien todavía se encuentra en Monimbó.

Antes de llegar el mediodía, los paramilitares seguían descargando sus magazines uno tras otro, sin piedad, mientras los encapuchados se abrían paso a punta de fuego, sobre las calles de Monimbó, y gritaban: “¡Llegaron los azules!”. Entonces los monimboseños les respondían con pólvora, que por momentos logró frenarlos.

En medio del enfrentamiento, un paramilitar gritó a los otros: “Retirada”, «retirada”, y se replegaron. En tanto las ambulancias salían y entraban por el camino viejo de Monimbó a Niquinohomo, llevando paramilitares heridos hasta el hospital regional de Carazo. Unas horas más tarde, la resistencia monimboseña exhausta y sin pólvora, huyó por su vida, yendo por el bajadero de las Tres Cruces y por el Arroyo de la laguna de Masaya, mientras las fuerzas gubernamentales se auxiliaban de un drone y radio comunicadores, para darle seguimiento.

Por la tarde, la ciudad lucía devastada, mientras unas palas mecánicas quitaban las barricadas, siendo escoltadas por paramilitares. Todo había acabado. La orden fue cumplida a cabalidad. El saldo de los monimbiseños fue de dos muertos: Josué Rafael Palacios Aguilera, de 33 años, y Erick Antonio Jiménez López, de 34 años, además de varios heridos y detenidos. Los paramilitares llegaron hasta la emblemática placita de Monimbó, en donde arrancaron la bandera de Nicaragua, para colocar la roja y negra del partido de Gobierno, mientras bailaban agitando sus armas y gritaban: “¡Viva el comandante Daniel Ortega!”. 

Varios heridos tras ataque de turbas sandinistas a pobladores de la comunidad Kamla en el Caribe nicaragüense

Protestar contra el gobierno de Daniel Ortega por el mal estado de sus caminos y para que se respete su autonomía, le valió a los pobladores de la comunidad Kamla, en el Caribe Norte de Nicaragua, un ataque por parte de turbas del Frente Sandinista.

El ataque ocurrió pasadas las 5:00 de la mañana del miércoles 26 de junio, resultando varias personas heridas, entre estas, Marcela Posta Simons, con brazo derecho fracturado y un ojo golpeado; Harry Simons, con una pierna fracturada; y Juan Castellón, con varios machetazos. Estas tres personas fueron trasladas al Hospital Nuevo Amanecer, de Bilwi.

Los comunitarios aseguran que las turbas, en su mayoría de la Juventud Sandinista, fueron enviadas por los dirigente orteguistas Rigoberto Garbach, Ballardo williams y Carlos Alemán.