Condenan a 15 años de cárcel a hombre que mató a asaltantes en Bello Horizonte

La jueza Nancy Aguirre, del juzgado Décimo de Juicio, dictó 15 años de cárcel a Miguel Ángel Treminio Treminio, quien el 7 agosto del 2020 agarró a balazos a sus asaltantes en las inmediaciones de la rotonda de Bello Horizonte, Managua, hecho en el que perdieron la vida dos de los hombres.

Treminio deberá cumplir condena en el Sistema Penitenciario “La Modelo”, de Tipitapa, en donde deberá pasar hasta el 7 de febrero del 2036.

LEA TAMBIÉN: ¿Quién es el actor por el que las presentadoras de Canal 13 armaron tanto escándalo?

El hombre fue encontrado culpable de los delitos de homicidio, lesiones graves y leves y portación ilegal de armas.

De acuerdo a la Fiscalía el 7 agosto del 2020 Treminio fue interceptado por cinco hombres, quienes le robaron 2,500 córdobas. Enojado con lo que le había pasado tomó un taxi y se dirigió hacia su casa en el barrio Riguero Norte, tomó un revólver y regresó al lugar de los hechos. Allí encontró a los hombres y les disparó.

LEA TAMBIÉN: ToonMe, la app que te convierte en un personaje de Disney Pixar

En el sitio perdió la vida Léster Javier Téllez Vallejos, de 37 años, mientras que su hermano Julio Téllez Vallejos, falleció posteriormente. También hirió a César Antonio Aguilar, de 27 años; a Jeffrey David Vallejos, de 20, y a Norman Josué Ramírez Cabrera, de 25 años de edad.

La balacera quedó grabada en cámaras de seguridad, conmocionando a la opinión pública nicaragüense.

LEA TAMBIÉN: Pez vaca se le clava en la espalda a un joven en una playa de Honduras

Daniel Ortega confirma que los opositores son el objetivo de la ley de «cadena perpetua»

La dictador nicaragüense Daniel Ortega aprovechó el 199 aniversario de la independencia de Centroamérica para arremeter con una serie de epítetos y ofensas contra Estados Unidos, pero especialmente contra los opositores a su régimen.

En un acto celebrado este 15 de septiembre en la Casa de los Pueblos, en compañía de su esposa Rosario Murillo; el sancionado presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras; y unas decenas de miembros de la violenta Juventud Sandinista, Ortega manifestó que los opositores “vendieron su alma al diablo”.

En su delirio mesiánico, Ortega manifestó que “si a Cristo” le salieron “traidores”, era de esperar que él y a su gobierno también le salieran.

Ortega más inclemente

El dictador aseguró que a partir de ahora ya no habrá clemencia para los que se le oponen y que por tanto no habrá más amnistías para quienes se levantaron contra él en el año 2018.

“Estamos librando otra gran batalla que pasó por otro momento de guerra, destrucción, muerte y practicas terroristas. No podemos olvidar cómo quemaban, cómo torturaron en abril, mayo, junio, julio del 2018, cómo desaparecieron a nuestros hermanos y los martirizaban y los torturaban, cómo asesinaban a trabajadores, cómo asesinaban a trabajadores y estudiantes
ellos los asesinos, ellos mismos, se encargaron de presentarse como lo que son”, manifestó.

Teme nuevo levatamiento popular

Ortega aseguró que los opositores quieren reeditar lo sucedido en el 2018 con apoyo de Estados Unidos.

“Cobardes, asesinos, que quieren repetir la historia y se sienten poderosos porque siempre tienen el espíritu de servidumbre frente al yanqui y se sienten orgullosos cuando van allá y piden sanciones”, dijo.

“Quieren poner bombas igual que en el 2018”, indcó.

Cadena perpetua

Para él, los opositores “no son nicaragüenses, son hijos del demonio” que “están llenos de odio.

“Son criminales, cobardes y se sienten intocables porque se les dio una amnistía”, dijo.

“Ya se les dio una oportunidad, pero ya no habrá otra amnistía, el pueblo pedirá cuentas y quiere cuentas en el marco de las leyes y las regulaciones que tiene el estado nicaragüense”, expresó.

“No hay indulto, no hay amnistía que valga (…) y más bien como lo hemos anunciado, hay que fortalecer el sistema judicial y hay que instalar penas mayores como el crimen que se ha cometido contra estas niñas allá en el norte del país”, subrayó Ortega mezclando el asesinato de dos niñas el fin de semana en Mulukukú con los crímenes que supuestamente han cometido los opositores.

La amenaza de Daniel Ortega se da un día después de que el régimen anunció que aplicará «cadena perpetua» para quienes cometan crímenes de odio.

Foto de portada: Archivo / Presidencia de Nicaragua.

Iglesia emite duro reclamo al régimen Ortega, denunciando el «terrorismo», la «persecución» y la “deshumanización”

Este 3 de agosto la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua emitió un duro mensaje de condena al régimen de Daniel Ortega por las continuas violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

En su mensaje, la comisión, presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, expresa su solidaridad con los nicaragüenses que deben salir de Nicaragua a “causa de la falta de trabajo, de la persecución política, la inseguridad y la violación a sus derechos fundamentales, negándoseles así el derecho a vivir con dignidad en su propia patria”.

Al respecto, condenó que el gobierno sandinista haya impedido durante casi dos semanas el ingreso de ciudadanos nicaragüenses varados en la frontera de Peñas Blancas.

“Queremos reclamar el derecho de los que regresan a su patria, en las condiciones más precarias y son tratados sin la menor compasión, exigiéndoseles excesivos requisitos y cobros que, en la imposibilidad de pagar, los deja sometidos a condiciones infrahumanas en las puertas
de su propio país”,
manifestó.

Ni un muerto más

Para la Arquidiócesis de Managua “toda amenaza a la dignidad y a la vida del hombre repercute en el corazón mismo de la Iglesia” Católica, a la vez que reclamó “ni un muerto más” en Nicaragua.

“La razón y la conciencia se preguntan, cómo hemos llegado a este extremo de deshumanización que se hace tan patente en la negligencia de los servicios de salud, en el abuso de los presos políticos, en el hostigamiento a familias y medios de comunicación independientes, en la
impunidad de crímenes”, subrayó.

Denuncia terrorismo contra los templos

La Iglesia también denunció nuevamente el atentado terrorista del viernes 31 de julio en la Catedral de Managua y la profanación de varias iglesias en los últimos día.

«Con tristeza constatamos nuevamente el reiterado irrespeto y profanación de la Santa Eucaristía,así como el terrorismo y el constante asedio a diversos templos católicos en fechas recientes», manifestó.

CIDH condena ataque orteguista contra fieles en la Catedral de León

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el ataque perpetrado este sábado por simpatizantes de Daniel Ortega, contra fieles católicos que asistían en la Catedral de León, a la misa del primer aniversario del asesinato del monaguillo Sandor Dolmus.

La CIDH también condenó el actuar de la Policía, la cual no quiso evitar el ataque.

“La CIDH urge una vez más al Estado de Nicaragua a garantizar la integridad de los manifestantes. La libertad religiosa, el derecho a la protesta y a la memoria deben ser protegidos por el Estado”, expresó en su cuenta de Twitter.

Los sandinistas se habían apostado frente a la Catedral con toldos y altoparlantes entonando vivas al gobernante Daniel Ortega y poniendo canciones partidarias. Una vez terminada la misa rodearon el templo y atacaron a pedradas a las personas que se encontraban en el lugar.

Luego de negociaciones entre el jefe de la Policía en León, Fidel Domínguez, el obispo Bosco Vivas y los líderes opositores que habían asistido a la misa, se decidió que podían salir rumbo a otro templo donde se realizaría una misa en agradecimiento a la libertad de los presos políticos. A medio camino y con la presencia del obispo y la policía, el grupo que decidió salir de la Catedral fue salvajemente golpeado, dejando una decena de heridos.