FSLN conforma un nuevo grupo paramilitar en el Caribe Sur de Nicaragua

Unos 500 hombres y mujeres militantes del Frente Sandinista en la Costa Caribe Sur de Nicaragua, conformaron este fin de semana el grupo paramilitar autodenominado Batallón de la Paz “Comandante Raúl Venerio” in memoriam.

En un acto, celebrado en el Tecnológico Nacional de la ciudad de Bluefields, los miembros de este cuerpo armado, cuya existencia viola la Constitución Política de la República, juró fidelidad al presidente de la república, Daniel Ortega, y a la vicepresenta Rosario Murillo.

Según los medios de comunicación oficialistas, el batallón lo integran combatientes históricos del FSLN, retirados del Ejército de Nicaragua e incluso profesionales de la salud. En las imágenes que circulan en redes sociales y en los medios de comunicación se puede observar una gran cantidad de ancianos y hombres entrados en años vestidos de ropa camufle.

Miembros del Movimiento de Médicos Sandinistas. Foto: Cortesía.

Sus miembros rechazaron ser catalogados como paramilitares. Al contrario, aseguran que su misión es cumplir con el mandato de Daniel Ortega, luchar por la paz y contribuir en el combate contra enfermedades como el dengue.

La juramentación de este grupo de paramilitares estuvo a cargo del Coordinador Nacional de Atención al Sandinismo Histórico, comandante Leopoldo Rivas Alfaro.

Comandante Leopoldo Rivas Alfaro, al centro de gorra negra. Foto: Cortesía.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acusa al gobierno de Nicaragua y al FSLN de cometer crímenes de lesa humanidad. La CIDH afirma a lo largo de la actual crisis sociopolítica, han muerto 328 personas, la mayoría a manos de la Policía Nacional y paramilitares sandinistas.