Militarización de la ruta de marcha obliga a la UNAB a cambiar a plantones exprés

Ante la militarización de toda la ruta en que se realizaría la Marcha Eddy Montes ¡Presente!, la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) llamó a la población nicaragüense hacer pequeños plantones exprés contra la dictadura.

Este domingo desde tempranas horas de la mañana fue evidente la cantidad de fuerzas policiales desplegadas por toda Managua, en especial desde el Colegio Teresiano hasta Metrocentro.

La UNAB prefirió hacer este cambio para no poner en riesgo a la ciudadanía, debido a que la ruta de la marcha había sido «absurdamente militarizada» por el gobierno.

«Hubo un despliegue policial hoy sin precedentes. En esas circunstancias por esa ruta no se puede transitar. Eso es imposible. Lo que nosotros estamos llamando a la población no es a desmovilizarse, sino a cambiar la forma de movilización», explicó la UNAB.

El día sábado la Unidad Nacional Azul y Blanco dijo que aunque la Policía no había autorizado la concentración, esta se realizaría, y llamó al Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y al enviado de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, a que hagan valer el acuerdo de libre movilización.

El operativo para evitar la marcha fue dirigido por Fernando Borge, uno de los jefes policiales más represivo de la dictadura.

Crece la cólera de la diáspora nica contra Ortega

Los gritos exigiendo justicia y las lágrimas que se asomaron entre la concurrencia, fue algo constante durante el plantón que grupos de exiliados protagonizaron la tarde de este viernes frente a la embajada de Nicaragua en Costa Rica.

«¡Asesinos, asesinos!» gritaban decenas de nicaragüenses frente a la sede diplomática, haciendo caso omiso al frío y al clima húmedo de la capital josefina. Fue notorio el ímpetu y la rabia de cada uno de los autoconvocados, quienes no cesaban de externar su repudio hacia las acciones violentas del gobierno de Daniel Ortega en contra de los presos políticos, cuyo más reciente acto represivo, ocurrido el jueves en la cárcel La Modelo, de Tipitapa, dejó como saldo el asesinado del opositor Eddy Montes, como también a un número aún indeterminado de heridos.

No más represión ni más crímenes en Nicaragua, el pueblo sigue exigiendo justicia y libertad. No vamos a descansar hasta que se vaya (Daniel) Ortega, y las lacras que tanto daño le han hecho a nuestro pueblo. ¡Viva el pueblo de Nicaragua! ¿Y cuál es la ruta..?”, preguntó con megáfono en mano un ciudadano nicaragüense que se moviliza en silla de ruedas.

Gonzalo Carrión, miembro del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, exiliado en Costa Rica, explicó que la lógica de comportamiento criminal del régimen orteguista se ve reflejado en la brutalidad contra los presos políticos. No obstante espera que no vuelva a suceder otro hecho lamentable como el asesinato de Eddy Montes.

«Pero acordate que durante la verdadera resistencia ciudadana iniciada desde abril del año 2018, el régimen orteguista mató a mas de 300 ciudadanos, y no podés seguir descartando nada, porque todos los presos políticos están detenido arbitrariamente e institucionalmente”, señaló Carrión.

“No podemos confiar en el Gobierno, porque incluso, mientras está matando, habla de paz y de amor al pueblo de Nicaragua. Habla de reconciliación, mientras procura autorecetarse impunidad con la intención de recibir una amnistía. Insisto, mientras esté gobernando la tiranía, el pueblo de Nicaragua no tendrá paz”, remarcó el agremiado.

Fotos: Luis Vásquez.