Monseñor Silvio Báez: «El cinismo funciona como una droga para no afrontar la realidad»

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, criticó este miércoles los «discursos cínicos», pues según explica, estos son solo como un estimulante o una droga.

«Es vergonzoso el discurso cínico. El cinismo funciona como una droga para no afrontar la realidad, como un sedante para soportar la vergüenza por el mal cometido y como un estimulante para dar apariencia de fortaleza», escribió en su cuenta de Twitter.

Báez indicó que «al final el cínico acaba intoxicado».

LEA TAMBIÉN: Daniel Ortega dice que opositores encarcelados son «agentes» de EEUU

El religioso no mencionó a ninguna persona ni arrojó pistas de si iba dirigido a alguien en particular.

Báez se encuentra en un exilio forzoso desde el 2019 cuando el Papa Francisco le pidió dejar Nicaragua para resguardarle la vida, debido a las constantes amenazas en su contra.

El obispo es conocido en Nicaragua por condenar públicamente las violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

LEA TAMBIÉN: Embajador de Uruguay en OEA pone en su lugar a Luis Alvarado: “Es la última vez que le permito un disparate de ese tipo”

Foto: Artículo 66.

Monseñor Silvio Báez: “Cuando el dinero se vuelve un dios surgen personas y grupos que se aferran al poder”

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, condenó este domingo durante su homilía el espíritu mercantilista de algunos sectores, en los que no se toman en cuenta valores éticos ni el bienestar de las mayorías.

«En nuestras sociedades muchos viven preocupados casi exclusivamente por lo que ellos llaman el clima de negocios. Piensan que basta la ganancia económica de unos pocos para asegurar el futuro de un país», criticó.

LEA TAMBIÉN: A los 17 años Elon Musk repitió un examen porque había sacado una nota demasiado alta

«El crecimiento económico, sin valores éticos, sin compromiso en favor de los más pobres y a costa de la estabilidad institucional de la sociedad, no produce por sí mismo ni mayor inclusión social ni un estado de bienestar para todos”, explicó Báez.

En este sentido, subrayó que “cuando el dinero se vuelve un dios surgen personas y grupos que se aferran al poder por ansias de riquezas mientras hay otros que apoyan sistemas injustos solo por que facilitan la economía de mercado y les permite enriquecerse aún más”.

El popular obispo nicaragüense, actualmente en el exilio tras recibir amenazas de muerte.

LEA TAMBIÉN: Así funciona Live Rooms, la nueva función de Instagram para hacer directos

Condena el «celo fanático»

Báez recordó que cuando Jesús vio el templo de Jerusalén convertido en un mercado se llenó de indignación y con unas cuerdas hizo un látigo y hecho a los venderos de animales y volcó las mesas de los cambistas.

Al respecto, dijo que el celo de Jesús fue el celo del amor que lo llevó al sacrifico y no el celo del fanático que “agrede a los demás en nombre de una ideología”. “No es el celo fanático de quien atropella a otros en nombre de un sistema político. no es el celo absurdo de quien presume servir a dios mediante la violencia”, agregó.

LEA TAMBIÉN: Cómo hacer videollamadas y llamadas de WhatsApp desde el escritorio de la PC

No perder la dignidad

El religioso pidió a los fieles estar atentos a no convertir tampoco su corazón en un mercado.

“No vendamos nuestra conciencia al mejor postor, no perdamos nuestra dignidad por tener más, no actuemos en modo injusto e inmoral por afán de dinero, estemos atentos a no convertir en un mercado nuestras relaciones con los demás, no nos aprovechemos de las personas como si fueran mercancías, no busquemos el propio provecho, no hagamos las cosas por interés personal sino con amor generoso y solidario”, puntualizó.

LEA TAMBIÉN: Duro sermón del obispo Rolando Álvarez a los políticos: “No pretendan darnos atol con el dedo”

Foto de portada: Captura de pantalla.

Monseñor Silvio Báez aclara que el obispo Mata está bien de salud

El obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata, se encuentra bien y no complicaciones de salud.

La tarde de este martes el obispo Silvio Báez aclaró que se comunicó con el religioso y que no es verdad que esté enfermo.

LEA TAMBIÉN: Diez cosas que quizás no sabías del diputado Wálmaro Gutiérrez

«Acabo de comunicarme con Mons. J.A. Mata, Obispo de Estelí. Está perfectamente bien de salud. No es verdad que esté enfermo», indicó Báez.

«Hackearon el Facebook de la diócesis y de allí salió la falsa noticia. Mons. Mata está bien gracias a Dios», expresó.

Este martes monseñor Mata también estuvo de visita en la casa del doctor Roberto Petray, a quien le aseguró que estaba bien y que solo eran «chequeos de rutina».

LEA TAMBIÉN: Nicaragua disfrutará de una noche de Navidad bastante fría

Foto de portada: Referencial / Internet.

Monseñor Silvio Báez: ¡Pobres quienes creen que la grandeza está en tener poder!

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, uno de los sacerdotes más queridos de Nicaragua, criticó el uso del poder para imponerse ante las demás personas.

“Los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos y las oprimen con su poder. No ha de ser así entre ustedes”, dijo recordando el libro de Mateo, del Nuevo Testamento,

“¡Pobres quienes creen que la grandeza está en tener poder, enriquecerse con cargos públicos y hacerse servir de los demás!”, reflexionó monseñor Báez en su cuenta de Twitter.

El obispo auxiliar de Managua se encuentra en el exilio desde abril del 2019 cuando fue llamado a Roma por el Papa Francisco. Báez había recibido amenazas de muerte por criticar al régimen de Daniel Ortega por la violenta represión de las protestas antigubernamental del 2018.

El papa Francisco está claro que en Nicaragua hay una dictadura

Por más que Rosario Murillo y Daniel le envíen mensajes de felicitaciones al papa Francisco, por más que en cada intervención pública hagan referencias a Dios y al Sumo Pontífice, éste no se engaña y está claro de lo que ocurre realmente en Nicaragua.

En entrevista con el diario LA PRENSA, el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, explicó que la postura del papa Francisco es que no vuelva a Nicaragua por los riesgos que esto implica.

“Hace tres días conversé por teléfono desde aquí, en Miami, con el papa. Él está consciente que la situación de Nicaragua es riesgosa, no solo para mi como pastor, sino para la gran mayoría del pueblo. Me ha hecho algunas preguntas sobre cuestiones que, a lo mejor, no le quedan del todo claras. Me ha dicho claramente: “No quiero que volvás a Nicaragua mientras esté este régimen porque te exponés a que te acaben moralmente con calumnias y campañas de desprestigio o que te acaben físicamente con un asesinato. Yo creo, me dice, “que harían lo primero, porque con los segundo te convertirían en héroe”, aseguró monseñor Silvio Báez al diario nicaragüense.

El obispo, quien se encuentra exiliado desde el 23 de abril del 2019, subrayó que no tiene fecha fija para su retorno a Nicaragua, pero que sí se ha hablado de las condiciones que se deben dar para ello.

Según dijo, el papa Francisco cree que esto depende de la caída de Ortega o por lo menos de que el régimen sandinista esté bastante debilitado. “El cree que no va a tardar mucho eso”, señaló Báez.

En la entrevista monseñor Silvio Báez habla sobre los retos de la oposición, la falta de liderazgos, los intereses, las elecciones y lo difícil que es salir de Daniel Ortega, ya que este hará todo lo posible por preservar el poder. Puede leer la entrevista completa en el sitio web del diario LA PRENSA.

Plan para asesinarlo

En el 2018 los militantes del FSLN iniciaron una campaña para sacar a Báez de Nicaragua. Para ello el 31 de octubre enviaron una carta al papa Francisco denunciando al obispo. La carta iba respaldada por cientos de miles de firmas de trabajadores estatales y fanáticos sandinistas.

En abril del 2019 la entonces embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, denunció que durante las protestas del año anterior hubo un plan para asesinarla a ella. El plan incluía también el asesinato de monseñor Silvio Báez y de otros personajes de la vida pública nicaragüense.

Foto de portada: Internet.

Monseñor Silvio Báez: “Hay familias construidas sobre la ambición de dinero y poder”

El obispo auxiliar de la Arquidiocesis de Managua, monseñor Silvio Báez, destacó que la familia es una espacio fundamental de la sociedad y que por tanto hay que vivir las relaciones de familia purificadas por el amor y la entrega al servicio del reino de Dios.

Sin embargo, admitió que también existen familias que se cubren en la complicidad, entregadas a ambiciones personales y actos de injusticia.

“Hay familias abiertas a las intereses de la sociedad y familias replegadas sobre sus propios intereses. Hay familias generosas y familias construidas sobre la ambición de dinero y poder. Hay familias que educan en el egoísmo y hay familias que enseñan solidaridad. Hay familias liberadoras y hay familias opresoras”, dijo en la misa que presidió este domingo 28 de junio en la parroquia Santa Agatha, de Miami, Estados Unidos.

Monseñor Silvio Báez expresó que un ejemplo de esto los representan algunos gobiernos donde la corrupción y el nepotismo van de la mano.

“Pensemos en tantos gobiernos dictatoriales de nuestros países caracterizados por el enriquecimiento y la consecución de privilegios para los familiares de quienes están en el poder; pensemos en tantos actos de corrupción que se cometen para lograr ventajas par la propia familia y con el apoyo de los familiares”, aseguró.

“Conocemos también parejas de esposos unidos por la complicidad para el mal. La familia no puede ser un círculo de complicidad inmoral ni debe apartarnos del camino de la justicia y de la honestidad”, insistió el líder religioso.

Para el obispo auxiliar de Managua la familia no puede ser un círculo de complicidad inmoral ni debe apartarnos del camino de la justicia y de la honestidad.

“La familia tampoco debe ser un obstáculo para que escuchemos el dolor de los pobres”, dijo durante su homilía.

En el exilio

Báez se encuentra en el exilio desde abril del 2019 cuando fue llamado por el papa Francisco a Roma, aunque al salir de Nicaragua dijo que él no había pedido ningún traslado.

El religioso es un férreo crítico de los desmanes de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Su firme posición frente a los crímenes cometidos por la pareja presidencial en el marco de las protestas del 2018, le acarreó serias amenazas por parte de militantes sandinistas, periodistas oficialistas y funcionarios del gobierno, entre éstos, el fallecido comandante Edén Pastora.

Cristhian Fajardo dice que tuvo un «lapsus» y que no supo expresar su idea sobre monseñor Silvio Báez

El opositor Cristhian Fajardo, uno de los líderes de las protestas del 2018 en Masaya, se disculpó por la mala interpretación que se le ha dado a un error que tuvo el 26 de junio en el programa IV Poder, de 100% Noticias, en cuanto a la posición de monseñor Silvio Báez referente a un diálogo con el dictador Daniel Ortega.

En un pequeño extracto de sus declaraciones en 100% Noticias que circulan en redes sociales, se le ve a Fajardo descontrolado decir que perdió sus apuntes sobre el Obispo Auxiliar de Managua e inmediatamente referir que Báez «prácticamente estaba en la misma línea de estar negociando con Ortega».

Estas palabras desataron el avispero entre los críticos y detractores de Fajardo y su esposa María Adilia Peralta, quien el 24 de junio hizo fuertes denuncias en contra de la también exprisionera política Irlanda Jerez, una carismática opositora al régimen.

Fajardo manifestó que ya habló con la familia de monseñor Silvio Báez para dejar claro lo que realmente quiso decir e invitó a los nicaragüenses a ver completo el programa IV Poder para que miren la línea de sus verdaderas palabras.

«Tuve un lapsus porque me entró una llamada, me desconcentró y no encontré mis apuntes», señaló.

«En ese lapsus me equivoqué. Lo que quise decir fue que monseñor ha sido contundente de lo que con Ortega no se puede negociar», aseguró.

Fajardo manifiesta que él se iba a referir durante la entrevista a un artículo del 16 de abril del 2020 de la plataforma Alfa y Omega donde el obispo Silvio Báez dice que “no se puede construir una nueva Nicaragua sobre impunidad» y que «en este momento un diálogo como los anteriores no solo es imposible sino que seria inútil».

«Creo que ahora no se trata de dialogar mucho, menos con el formato usado anteriormente. Estos dos años nos han mostrado la ausencia total de este régimen para dialogar. Ahora se trata de forzar políticamente el cambio social sin arreglos debajo de la mesa y sin buscar el modo egoísta de los propios intereses”, indicó Báez en esa entrevista del 16 de abril de este año.

23 organizaciones se oponen a elecciones

Fajardo se disculpó y aseguró que existen más de 20 organizaciones que no quieren elecciones con Daniel Ortega en el 2021, porque esa no era la demanda de las protestas del 2018.

«A eso me refería de que monseñor Báez está en la misma linea nuestra, y dijo nuestra, por un grupo de 23 organizaciones que nos hemos llamado retorno al grito de abril, ya que en abril no se gritó que fuéramos a elecciones en el 2021 con Ortega participando y organizándola si es un asesino. Se gritó que se vaya ya que no queríamos a los asesinos en el poder», explicó.

Foto de portada: Captura de pantalla.

Monseñor Silvio Báez: «Urgen líderes que sientan el dolor de la gente»

En momentos en que las organizaciones opositoras lucen desprestigiadas ante la población a consecuencia de los problemas existentes en el proceso de unidad y la falta de visibilización de una salida a la crisis socipolítica, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, vuelve a insistir en la necesidad de que en Nicaragua existan verdaderos líderes.

Para monseñor Báez, los líderes que requiere el país deben hablar con la verdad a la población y también darle esperanza ante la situación actual.

«Urgen líderes políticos que, liberados de egoísmos y burocracias, sientan el dolor de la gente. Urgen líderes que hablen al pueblo con la verdad y con afecto para darle esperanza. Urgen líderes dedicados a que el pueblo sufra menos, o no sufra más, e incluso que vuelva a sonreír», dijo el sacerdote.

Monseñor Silvio Báez es uno de los líderes religiosos más querido por el pueblo de Nicaragua, por su firme postura frente a las injusticias.

No tener miedo a los poderosos

El domingo 21 de junio monseñor Báez llamó a los fieles a no tener miedo y seguir firme frente a quienes tienen el poder.

“Los poderosos de ayer y de hoy cuando se sienten acusados por la palabra profética que desenmascara su injusticia y su corrupción, intentan siempre desprestigiar o eliminar a los profetas, es su arma preferida, pero los profetas nunca están solos”, expresó en la misa oficiada en la parroquia Santa Agatha, de Miami, Estados Unidos.

El religioso partió a un exilio forzado en abril del 2019 cuando el papa Francisco le pidió se fuera a Roma. El obispo recibía constantes amenazas de muerte por parte de los simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega, sin embargo, al irse dejó claro que él no pidió su salida del país.

Desde el exilio no ha dejado de estar pendiente de la situación de Nicaragua y condenando las violaciones a los derechos humanos.

Foto de portada: Redes.

Hospitalizan a Rafael Valdez, jefe de turbas sandinistas que profanan templos católicos

El fanático sandinista Rafael Valdez, quien junto a su hermano Tomás, lideran la no reconocida «comunidad eclesial de base San Pablo Apóstol”, fue trasladado de emergencia hacia un centro hospitalario.

Por el momento se desconocen los problemas de salud por los que Rafael Valdez, un hombre ya de avanzada edad, fue hospitalizado.

Aunque su retórica está plagada de referencias al cristianismo, esta comunidad no es más que una turba del Frente Sandinista que se dedica a amenazar opositores y profanar templos católicos.

Campaña contra obispo Silvio Báez

Los hermanos Valdez organizaron en octubre del 2018 una campaña para expulsar de Nicaragua al obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, acusándolo de todo tipo de delitos. El 31 de octubre de ese año enviaron una carta al papa Francisco denunciando al obispo. La carta estaba acompañada supuestamente por 284 mil firmas.

La comunidad eclesial de base “San Pablo Apóstol” llegó a recoger, según dijeron, medio millón de firmas contra Báez, uno de los sacerdotes más populares y queridos tanto por católicos y evangélicos por su firme postura frente a las violaciones de derechos humanos que comete el gobierno de Daniel Ortega.

Profanación de la Catedral de Managua

El 18 de noviembre del 2019 Rafael y Tomás encabezaron una turba que arremetió con violencia la Catedral Metropolitana de Managua, donde un grupo de madres de presos políticos estaban iniciando una huelga de hambre por la libertad de sus hijos.

Al momento de profanaron la Catedral, los “discípulos” de los hermanos Valdez arremetieron a golpes contra el padre Rodolfo López, quien valga la casualidad es un sacerdote facultado para practicar exorcismos.

La turba sandinista se definió a ella misma como “católicos revolucionarios”, y tal como si se tratara de un acto del presidente Daniel Ortega, entonaron consignas como “El pueblo unido, jamás será vencido”, “Patria Libre o Morir” y “No pudieron ni Podrán”.

Tomás Valdez tachó de “saduceos”, “fariseos” e “hipócritas”, a los sacerdotes de la Iglesia Católica de Nicaragua. La Catedral pasó tomada durante un día hasta que la vicepresidenta Rosario Murillo ordenó a sus turbas retirarse.

Tomás Valdez.

Obispo Silvio Báez: “No tengamos miedo a los que pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma”

El obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, presidió el domingo 21 de junio la misa en la parroquia Santa Agatha, de Miami, Estados Unidos, en la que exhortó a los fieles a no tener miedo y seguir anunciando la palabra de Dios frente a los poderosos.

La voz del profeta será siempre desagradable a los oídos de los injustos. El anuncio del Evangelio irá siempre contracorriente frente a las estructuras e ideologías que niegan a Dios y empequeñecen al hombre”, manifestó.

Monseñor Silvio Báez recordó que al profeta Jeremías le llamaban “El profeta del terror” por anunciar la palabra de Dios en un contexto marcado por la manipulación y la injusticia social. “Lo calumniaban adjudicándole hechos de violencia que nunca había cometido”, subrayó.

“Los poderosos de ayer y de hoy cuando se sienten acusados por la palabra profética que desenmascara su injusticia y su corrupción, intentan siempre desprestigiar o eliminar a los profetas, es su arma preferida, pero los profetas nunca están solos”, sostuvo.

Dios siempre está con las víctimas

Báez manifestó que Dios es más fuerte “que cualquier ser humano prepotente e injustos” y que “no está nunca de parte de los verdugos sino de las víctimas”, como tampoco de parte de los poderosos sino de los pobres.

Para el religioso un discípulo de Jesus no debe callar la verdad de Dios ni por miedo a ser rechazado ni por prudencia para no incomodar a otros ni porque algo nos sea más rentable.

“No tengan miedo a los que matan el cuerpo, a los que amenazan con calumnia, cárcel, tortura o muerte. Podrán matar el cuerpo pero no los ideales y la fe. Podrán acabar con la vida terrena del profeta pero no pueden destruir ni su testimonio ni su existencia”, enfatizó.

El obispo dijo que el miedo nos impide ser coherentes y pueden incluso llevarnos a vender nuestra conciencia y terminar negando a Jesús.

“No tengamos miedo de ser profetas de Jesús, no tengamos miedo de ser anunciadores y testigos del Evangelio, no tengamos miedo de anunciar con convicción el Evangelio y de denunciar con valentía lo que en el mundo se oponen a los designios de Dios. No tengamos miedo a los que pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma”, reiteró el líder religioso.

En un exilio forzado

Báez es uno de los sacerdotes católicos más frontales en denunciar las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Esa postura y las amenazas de muerte en su contra hicieron que en abril del 2019 se retirara a Roma por órdenes del papa Francisco, lo que es catalogado como un exilio forzado para proteger su vida. Báez ha dicho que no pidió su salida de Nicaragua y que espera regresar pronto.